¿Qué tan efectivas son las alfombras sanitizantes?

Por: José Carlos Espino, higienista ambiental

Con la pandemia de COVID-19 se han puesto de moda varias medidas de control para prevenir la enfermedad.  Una de ellas fue el uso de túneles de desinfección que, posteriormente, la OMS/OPS anunció que no eran apropiados.  Ahora surge el tema de las alfombras sanitizantes para la supuesta desinfección de los calzados antes de entrar a un edificio o residencia. Analicemos científicamente esta medida de control.

Para que haya “desinfección” deben darse 4 condiciones:

  1. Tiempo de contacto del desinfectante;
  2. Concentración del desinfectante;
  3. Temperatura correcta;
  4. Proceso de aplicación, que inicia con la limpieza de la superficie.

Analicemos el proceso para el uso de las alfombras in comento:

  1. Tiempo: la persona se para sobre la alfombra unos segundos; el tiempo de contacto requerido puede variar entre 5 a 10 minutos dependiendo de la concentración. Este tiempo no se cumple.  Por otro lado, si aumentamos la concentración, la solución dañaría los zapatos y la ropa si hay salpicaduras.
  2. Concentración: para que sea efectiva la desinfección, el tiempo de contacto debe ir de la mano con la concentración del desinfectante. A las concentraciones que se usan en estas alfombras (500 -1000 ppm de hipoclorito de sodio), los tiempos de contacto son de 10 minutos.  Nuevamente, nadie se para 10 minutos sobre la alfombra.  Consideremos que la concentración del desinfectante disminuye con el tiempo; en unas horas la concentración va a estar por debajo del valor efectivo.  ¿Quién está midiendo esto?
  3. Asumamos que la temperatura no es un factor importante en este caso.
  4. Aplicación: los protocolos de desinfección de la OMS y de los fabricantes, establecen claramente que primero hay que limpiar la superficie antes de aplicar el desinfectante. Esto para que la solución desinfectante tenga contacto con el microbio y no con la suciedad de la suela en este caso.  Nadie limpia su suela antes de pararse sobre la alfombra.

Aparte de lo arriba explicado, la OMS ha sido muy clara en que no recomienda la limpieza/desinfección de las áreas publicas exteriores como: calles, aceras, parques, etc.  La razón principal siendo que la suciedad de las superficies no permite la desinfección, además que son superficies porosas.  Muy similar a las suelas de los calzados.

Por último, pregunto: ¿qué ganamos con mojar la suela con desinfectante?  Un par de pasos después de la alfombra, las suelas están nuevamente sucias y contaminadas con lo que sea que esté sobre el piso.  Imagínese una construcción; el polvo, suciedad, escombros, etc. ¿Cree usted que el mojar las suelas con desinfectante va a hacer una diferencia?

Con el uso de las alfombras sanitizantes, es posible que solo estemos mojando las suelas y ensuciando el piso.   Me gustaría compartir sus comentarios al respecto.  Recordemos que el tema del COVID-19 es nuevo para todos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *