La inspección y servicios a espacios confinados protegen a los empleados

By 7 diciembre, 2016 General No Comments

Las distintas obras que se realizan en Panamá deben cumplir una serie de requisitos para su  aprobación por parte de los entes gubernamentales y uno de ellos es la inspección y servicios a espacios confinados.

De acuerdo con la definición que hace el Ministerio del Trabajo y Desarrollo Laboral en su decreto ejecutivo número 2, los espacios confinados son “cualquier espacio con aberturas limitadas de entrada y salida y ventilación natural desfavorable, en el que pueden acumularse contaminantes tóxicos o inflamables o tener una atmósfera deficiente en oxígeno y que no está concebido para una ocupación continuada por parte del trabajador”.

Es decir, para que una persona pueda trabajar en un lugar así, el recinto debe contar con un licenciado en Salud y Seguridad Ocupacional, sin que importe el tamaño y el presupuesto. Además, la inspección y servicios a espacios confinados cobra un papel importante.

Antes de que un trabajador comience sus labores en los espacios confinados su presencia debe ser autorizada luego de que se realice una evaluación previa del aire por un monitoreo ambiental que confirme la ausencia de peligros, como dicta el artículo 69 de esta resolución. La inspección y servicios a espacios confinados es una herramienta fundamental para cumplir las regulaciones.

Seguridad laboral en espacios confinados

En los lugares donde el oxígeno sea menor a 19.5% o existan agentes contaminantes, es imperativo que los trabajadores utilicen mascarillas de oxígeno para disminuir el riesgo de muerte y proteger su salud e integridad.

Si el trabajo amerita que el empleado deba entrar a excavaciones que califiquen como espacios confinados, deberá tener un aparejo o cuerdas salvavidas que lo sostengan. Todos estos detalles son importantes para cumplir con las legislaciones panameñas y, además, preservar la vida de los trabajadores.

La inspección y servicios a espacios confinados consisten en revisar con cierta frecuencia los lugares en los que trabajan los empleados y, además, verificar el estatus de los equipos de seguridad que deben utilizar cuando cumplen con sus labores en estas locaciones limitadas.

Los espacios confinados se clasifican en tres tipos, de acuerdo con el grado de peligrosidad que signifiquen para la vida de los trabajadores. Los clase A son los más peligrosos; los B, son peligros potenciales que pueden mantenerse a raya si se realiza la inspección y servicios a espacios confinados con frecuencia. Por su parte, la clase C no exige ningún tipo de modificación en el modo en el que se labora.

Evite sanciones y manténgase al día con los procedimientos contratando nuestros servicios.